MENU

¿Y si no me haces factura?


 
 

Una pregunta más común de lo que quisiera.

 

Mi respuesta es siempre la misma: imaginaros que no emito facturas, pero sin embargo, sigo dado de alta como autónomo. Resulta extraño e incoherente, ¿verdad?

 

Bajo mi punto de vista, un trabajo facturado es una prueba inequívoca de que se está tratando con verdaderos profesionales. Demuestra además, que se ha contratado a alguien que cumple con sus obligaciones fiscales y que se toma con seriedad sus compromisos.

 

Emitir factura a los novios no es una opción, sino una obligación que tengo como fotógrafo profesional. Es más, sois vosotros como clientes, quienes deben exigirla siempre. Es la mejor manera de evitar contratar trabajos deficientes e incluso caer en situaciones que os podrían traer más de un quebradero de cabeza.

 

¿Es tan alto el pago por vuestra tranquilidad?

Yo pienso que no. Opino que merece la pena estar al día y hacer las cosas bien, en especial si se trata de un evento tan importante como vuestro enlace. Recordad que cuando realizamos una actividad económica, estamos obligados a emitir factura. Esto se aplica para empresarios y profesionales independientes.

 

Está claro que hay que ahorrar y mirar mucho donde gastar el dinero. También es cierto que las bodas conllevan muchos gastos que afectan vuestro presupuesto como pareja. Pero, definitivamente, hay “recortes” que no compensan. Y este es uno de ellos.

 

Lo dicho: hacer factura, firmar contrato y a disfrutar de vuestro gran día, que del resto y en especial del reportaje de bodas nos encargamos nosotros. Recordad que queréis un resultado como lo habéis soñado y para ello hay que ir por lo seguro desde el principio.

 

¡Si te ha gustado, comenta y comparte!

Juan Gavira – Fotógrafo de bodas en Valencia con una mirada diferente

CERRAR