MENU
MENU

 

QUIÉN SOY Y CÓMO TRABAJO


 

EN ESTA SECCIÓN, QUIERO HABLAROS SOBRE MÍ…

 

Igual que yo os pido que me contéis todo sobre vuestros planes de boda, quiero que sepáis a quién vais a contratar el día más importante de vuestra vida.

Vivo en Catarroja, un pueblo cerca de Valencia y me dedico a la fotografía de boda creativa.

Esta fotografía es la que captura el instante mágico e irrepetible que querréis revivir una y otra vez. Es la que se nutre de la espontaneidad y la libertad de vuestros movimientos y gestos. Es la que consigue congelar los detalles enternecedores y emotivos de vuestra boda y donde sois los absolutos protagonistas.

Soy un fotógrafo profesional independiente y siempre trataréis conmigo.

No encargo ni delego en nadie porque tengo una visión clara sobre lo que hago. Mi trabajo me inspira y me motiva a ser creativo. Busco la autenticidad en cada imagen y esos momentos que os he mencionado reflejan la forma como concibo la fotografía de boda: franca y con soltura.

Voy a contaros cómo descubrí, que esta mirada sobre las bodas, era lo que necesitaba para expresarme como ser humano y fotógrafo.

 

trabajo

 

LOS PRIMEROS CLICS

Empecé en la fotografía de forma autodidacta. Al principio era como un juego: me encantaba lo que podía trasmitir a través de la cámara. La fotografía me llevó a descubrir un método de comunicación no verbal que me hacía sentir vivo.

Me decanté por las personas. Cuando cogía la cámara era para “retratar” a alguien, su pose, su mirada, su sonrisa. Hacía robados, posados, retratos y con cada foto sentía que recogía una parte del alma de esa persona.

A medida que me involucraba con el oficio, comparaba mis fotografías con imágenes más profesionales y noté que me faltaba algo. Reflexioné y entendí que sabía cómo usar una cámara, pero tenía que dar un paso más para expresarme de forma artística. Así que me volqué en la formación.

 

LA HORA DE APRENDER

Desde aquel día y hasta hoy, no he cesado de realizar diferentes talleres y workshops en Madrid, Barcelona y Valencia. ¡Siempre hay alguien de quien se puede aprender algo!
Puedo destacar de todos ellos los realizados en la escuela de Workshop Experiencie, donde pude ver en acción a maestros como Richard Ramos, Rafa Gallar y Neil Snape y a los grandes del retoque digital Omar Josef y Natalia Taffarel.

Seguí en la ruta de la fotografía de moda por un tiempo y gané experiencia participando en desfiles, eventos y diversas editoriales de moda. Aprendí que en ese sector se planifica todo: la iluminación, la pose, el maquillaje, el estilismo, la modelo. Nada es al azar. Podéis ver algunas fotos de aquella etapa aquí.

Un día, un amigo me pidió que le hiciese las fotos de su boda y resultó una experiencia diferente: en una ceremonia todo pasa muy deprisa, no controlas nada y tienes que estar muy atento a lo que sucede.

Pero además, fue como abrir los ojos, porque volví a experimentar la fotografía que me había enamorado en mis inicios: la que captura momentos, sonrisas, abrazos y emociones. Fue un punto de inflexión en mi carrera, pero aún tenía que descubrir la ruta hacia la fotografía de boda creativa.

Llegué a mi forma de trabajar actual después de descartar esos reportajes de bodas que intentan emular fotografías de catálogo y donde abundan las preguntas tipo “¿cómo me pongo? ¿qué hago ahora?”

Lo que yo quería era capturar sensaciones personales, instantes impulsivos, momentos de euforia, carcajadas inolvidables, la lágrima que no se puede detener…

Si visitáis mi blog, os haréis una idea visual de lo que hablo!

Ahora sabéis lo que hago: en mis reportajes cuento historias y descubro detalles que pocos vieron. ¡Voy a retratar lo que os hace únicos como pareja y los momentos imborrables de vuestra boda!

 

LAS BODAS LLEGARON PARA QUEDARSE

Ahora que sabéis lo que hago y por qué, voy a contaros cómo trabajo:
 

De cerca.

Necesito conoceros antes de la boda. Insisto en ello para enterarme de vuestros gustos y conocer qué os hace especiales como pareja. Quiero llegar al gran día como un amigo, no como “el fotógrafo” de turno.

Con anticipación.

Cuanto antes reservéis las fechas y los servicios, más tiempo tenemos de planificar las sesiones, escoger el entorno y personalizar la ceremonia y el evento.

Dedicación exclusiva.

Realizo una sola boda por jornada para ocuparme 100 % de vosotros. Puedo empezar el día con los novios y quedarme en el evento hasta la hora que convengamos.
¿Queréis un reportaje de boda diferente? ¿Buscáis fotografías creativas que hablen de vuestra relación y cuenten el enlace con complicidad y cercanía?

¡Contacta y empecemos a preparar una boda llena de detalles!

 

JUAN GAVIRA, FOTÓGRAFO ESPECIALIZADO EN REPORTAJES DE BODA EN VALENCIA