MENU

Preboda en Londres.


 

Tenía ya muchas ganas de subir y poder contar un poco como fue nuestra aventura por tierras londinenses de la mano de Ricardo y Noelia.

Nada más aterrizar en el aeropuerto, ya se siente un cambio en el clima y notas el “ambiente” diferente. Las ganas de empezar con el reportaje, conocer la ciudad de Londres y sobre todo, conocer en persona a Ricardo y Noelia, hizo que los primeros momentos en la ciudad fuesen una mezcla de nerviosismo y motivación por los días que se avecinaban. Ahora solo estaba a un par de trenes del barrio de Greenwich, donde haríamos la primera parada.

Una vez en la estación, conocí a Ricardo y Luna (familiar de cuatro patas) y poco más tarde y ya en su casa, también pude conocer a Noelia.
Quiero hacer mención especial a la hospitalidad y el buen trato recibido por esta maravillosa pareja, haciéndome sentir en todo momento como en mi propia casa y ofreciéndome una confianza digna de un mejor amigo!

Ya en el tema meramente fotográfico, puedo decir que Londres es una ciudad “muy fotogénica” es muy fácil hacer fotografía en Londres, en cada rincón hay un bonita foto o detalle que llame tu atención.

Empezamos por el barrio de Greenwich, que es el barrio donde viven Noelia y Ricardo. Un barrio muy pintoresco, calles adoquinadas y con unas fachadas preciosas.
Visitamos su mercado, el real observatorio de Greenwich, el famoso barco de cutty sark pero sobre todo, callejeamos mucho por sus estrechas calles.

Luego le tocó el turno al centro de Londres. No nos pudo faltar tower bridge ni london eye, aunque solo fue parte del reportaje, Londres es mucho más que sus construcciones.

Otro punto positivo fue el “Fish and chips” que como “buen turista” no pude dejar de probar. (gracias de nuevo Ricardo y Noelia)

Veamos algo de ello y luego las conclusiones.

 

 

Como conclusión, puedo decir que me llevo una muy grata experiencia, ya no solo de trabajo, sino también personal. Encantado de haber conocido la ciudad y encantadísimo de la convivencia con Ricardo y Noelia, que fue de 10!

Todo tiene su parte negativa, y esta vez no podía ser menos.
Estoy ya un poco CANSADO de la cantidad de tabas que nos ponen a la hora de trabajar. En Londres me pasó, pero es algo que ocurre con demasiada frecuencia y que no es nada JUSTO.
En una época en la cual todo el mundo hace fotos con su móvil y en todas partes, no entiendo como todavía hay tantos sitios en los que no te permiten hacer fotos (como nos pasó en el Real Palacio) o directamente te pegan un manotazo en la cámara (como nos pasó en el metro). Repito, no es algo puntual de este viaje, es algo que ocurre demasiado y en todas partes y que a mi me duele bastante. ¿Os recuerda algo esto Aylin y Ricardo?

Al final esto solo queda como una anécdota, ampliamente superada por las buenas sensaciones y el placer de poder combinar las dos cosas que más me gustan en esta vida, la fotografía y viajar.

CERRAR